LA MARATÓN A TRAVÉS DEL ESPEJO.

Tal como Lewis Carrol , escribió la segunda parte de Alicia en el país de las Maravillas, y la tituló Alicia a través del espejo, donde se veía un mundo paralelo, visto desde un punto de vista diferente al habitual, este año he vivido la Maratón de Barcelona, desde el punto de vista del grupo de animadores en la Penya Runners Espanyol, viviéndola desde el otro lado, por tres veces la corrí y veía y disfrutaba de los ánimos de los compañeros de penya; este año me tocaba estar en el otro lado del espejo.

¿Por qué?, por dos razones, una porque planifiqué mi temporada preparándome mi primera maratón internacional en Eindhoven en Octubre (para lo que cuento con la ayuda, consejos y planificación del míster Carlos Chicharro, no sé si se lo podré agradecer lo suficiente).

      La segunda razón, viene del octubre pasado, haciendo la Oncotrail cuando mis compañeros de equipo Ricky i Alfonso, me picaban para que me apuntase de nuevo a hacer la maratón de Barcelona en 2023, ya que ellos se habían apuntado. En vez de eso me comprometí, no a correrla, pero sí a vivirla con ellos animando desde fuera y acompañando en los kms más difíciles a los Runners Pericos que necesitasen unos km de apoyo.

     En mi último escrito, (y primero)  hice referencia a la gran ayuda que supuso para mí,  la aparición de Víctor en el km 26, justo cuando empieza la Diagonal y que me acompañase 1 km, dándome ánimos y subiéndome la moral, ¡¡No sabéis lo que se agradece!!!, y pensé ¿por qué no hacer de Víctor yo también? y en los que opino que son los km más jodidos, a  partir del Km 27, haciendo la Diagonal y por la zona del Litoral, donde las fuerzas ya escasean y, sobre todo cuando  mentalmente empiezas a dudar de ti mismo , la tentación del abandono se hace más fuerte (ese diablillo que te va diciendo ” aún te quedan 16  km, y ya no te aguantas, ¿Quién te ha mandado apuntarte a esto? déjalo ya , coge el metro y para casa”, es a partir de entonces, cuando se agradece al compañero que no te deja, que , simplemente te distrae de los pensamientos derrotistas, y que si hace falta se acuerda de toda tu familia para que no abandones.

Porque hasta entonces en la primera mitad de la carrera, a mí me pasó que tenías pequeñas metas ilusionantes, como llegar al km 11 donde sabes que te espera el punto de animación de Plaza Universidad y te va a dar un buen subidón.

O llegar al principio y al final de Meridiana, donde siempre hay compañeros que te animan, y que vas buscando con la mirada. Pero en la segunda mitad, ya no tienes esos alicientes ya vas tú solo, sufriendo y si bien el público te anima mucho no es lo mismo si lo hace alguien con la blanquiazul, pues me propuse cubrir ese hueco, sentía una obligación hacia el espíritu de compañerismo que he aprendido en esta peña, cuando compañeros como Adrià Palomar, me han esperado en carreras conde ya no podía más y me han ayudado a acabarlas.

     A mi compañero de salida de varias carreras (digo de salida, porque es imposible seguir su ritmo), Oriol Ors también se le había ocurrido lo mismo, lo estuvimos hablando durante la media maratón, y si no recuerdo mal, también durante lasF 24h, rápidamente organizó el grupo de acompañantes, y formamos una buena grupeta, primero en Plaza Universidad, y luego en La Diagonal, animando, y siguiendo a los compañeros.

Personalmente acompañé a Isma ( el Búfalo del Maresme) los últimos 17 km, que aguantó como es él sufriendo los dolores de estómago y nauseas durante los últimos 15 km, pero sin abandonar , apretando los dientes , pero acabando su primera maratón, llegamos a juntar el Kipchogue team,( formado para la cursa dels Nassos del año anterior) ya que Alfonso nos seguía con su bicicleta y a Ricky nos lo encontramos en su esquina preferida de C/ Sepúlveda; también nos encontramos con Víctor , también sufriendo con una rodilla fastidiada, sufriendo pero acabando la carrera también, y tirando de él a Eduard  ( el hombre que no suda) que no dudó en sumarse a los Acompañantes, en cuanto se le propuso la idea.

En definitiva, que ver la maratón de Barcelona desde el otro lado del espejo, tiene un aliciente especial, tienes las mariposas en el estómago cuando ves tomar la salida a los compañeros, y compartes con los que están fuera cómo tú, la alegría de sentirte útil y formar parte de esta gran familia de Runners del RCD Espanyol.

Un abrazo para todos, nos seguiremos viendo en las diferentes cursas, entrenos o cualquier otra actividad que se organice, por mi parte ya sabéis donde tenéis un compañero para lo que necesitéis.

+ posts

Deja un comentario

Artículo añadido al carrito.
0 artículos - 0.00